Testimonio de N.R.P.

Inicio Testimonio de N.R.P.
Si alguna vez lees estas palabras, crees que necesitas ayuda y quieres dejarte ayudar, piensa que: NO ESTÁS SOLO.
Yo siempre, me considerado una persona valiente, fuerte, exigente conmigo misma y abierta a ayudar a los demás. Pero nunca pensé que YO necesitaría la ayuda de los demás … Ahora hace 1 año aproximadamente, caí en una … “DEPRESIÓN” que es la expresión que utilizan los médicos para clasificar a todas aquellas personas que por cuestiones varias dejan de creer en ellas, dejan de quererse y valorarse, YO fui una de ellas, el profesional médico que atendió (psicólogos y psiquiatras) me daban como alternativa a mi estado (literalmente: HINCHARME A PASTILLAS) los efectos que me provocaban estas pastillas, eran de somnolencia y alteraban mi personalidad, yo no era aquella persona gris, infeliz y que intentaba pasar los días sin más sentido. Yo lo que quería con todas mis fuerzas era VOLVER A SER FELIZ, A SER PERSONA, A QUERER Y AMARME, A QUERER VIVIR, pero sola no podía y la ayuda que me habían ofrecido los médicos yo creía que no era la adecuada para mi. A partir de ahí fue cuando decidí buscar otra vía para curarme, y ahí fue cuando conocí Alquimia Zentre y en especial a Coral, pensad que nunca podré agradecerle lo suficiente, todo lo que ELLA y el centro me dio.
Coral, fue la única persona con “bata blanca” que se preocupó por mí, que quería curarme, que quería encontrar donde estaba la base de mi problema, lo que me había conducido a aquel estado de destrucción personal. Siempre, en todo momento estaba a mi lado, la sentía a mi lado …., me entendía, me escuchaba, me aconsejaba, me hacía ver que con voluntad podría salirme de él, Y ESO ERA LO QUE YO NECESITABA, una persona que tuviera la fuerza que yo no tenía y que me diese la confianza suficiente para demostrarme que con voluntad y paciencia yo saldría del pozo y no debería ser una pobre infeliz pegada a una pastilla toda la vida para poder ser feliz.
Gracias Coral, gracias y mil gracias, contigo, no sentí nunca que era una enferma mental, me hiciste ver que debía cambiar pautas y modificar algún aspecto de mi vida, que me habían llevado a esa situación tan dura y tan difícil.
Eres y serás una persona muy especial en la historia de mi vida.
La vida es para vivirla con felicidad.
Nuria
N.R.P. Mataró